viernes, 8 de noviembre de 2013

Los mecanismos de la propaganda. Bienvenidos a "La sociedad Bernays"

Programas de El Vórtice Radio sobre la figura  de Edward Bernays y las relaciones públicas modernas

Este es un programa esperado desde que realizamos una primera grabación sobre la figura de Edward Bernays con Antonio J. Mayor. En este programa profundizamos en la figura del publicista y desvelamos su técnica de propaganda.

Es curioso constatar como para la mayoría de estudiantes de carreras como la de comunicación, psicología, marketing o para aquellos que  se mueven en el mundo de las relaciones públicas Edward Bernays (sobrino de Freud) es un perfecto desconocido.  Edward Bernays, Ivy Lee, Walter Lipmann, George Creel, entre otros fueron los precursores de lo que hoy conocemos como las relaciones públicas modernas. 


Si buscamos información sobre ellos la mayoría de la misma serán alabanzas a sus carreras… Pero hay una serie de reflexiones que la mayoría de estas biografías oficiales obvian.

Según Bernays:

La nuestra debe ser una democracia del liderazgo administrada por una minoría inteligente que sepa cómo disciplinar y guiar a las masas. ¿Se serviría este gobierno de propaganda? Definámoslo, si así se prefiere, como un gobierno que se serviría de la educación. Pero la educación, en el sentido académico de la palabra, no basta. La propaganda tiene que ilustrarse mediante la creación de circunstancias, resaltando actos significativos y escenificando asuntos de importancia. Los estadistas del futuro estarán en disposición de concentrar la mente pública en puntos cruciales de la política y podrán asimismo disciplinar a una masa de votantes vasta y heterogénea en aras de una comprensión más clara y de una acción más inteligente



Ningún sociólogo que se precie puede pensar todavía que la voz del pueblo expresa ideas divinas o particularmente sabias y sublimes. La voz del pueblo da expresión a la mente del pueblo, que a su vez está dominada por los líderes de grupo en los que cree y por aquellas personas que saben manipular a la opinión pública. Se compone de prejuicios heredados y símbolos, lugares comunes y latiguillos que los líderes de opinión suministran a la gente. Por fortuna, el político de talento y sincero es capaz de moldear y formar la opinión de la gente  sirviéndose de la propaganda como instrumento



Programas completos: 

Google+